Toda la actualidad local de Cabra y comarca continuamente actualizada. Interesantísmos artículos de opinión y colaboraciones. Mantente siempre informado con: www.laopiniondecabra.com

Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

faltan 234 días para el
Domingo de Ramos 2021

Revista de actualidad cofrade editada por La Opinión de Cabra   |   DIARIO FUNDADO EN 1912   |   I.S.S.N.: 1695-6834

laopinioncofrade.com

viernes, 7 de agosto de 2020 - 14:32 h

Iconografía de la Virgen de los Ángeles en Cabra

GUADALUPE: abierta la puerta santa del Año Jubilar Guadalupense 2020 - 2021

La Archicofradía de Jesús Preso a través de la música

25.03.14 - Escrito por: Mateo Olaya Marín

El pasado domingo 23 de marzo tenía lugar en el Cinestudio Municipal un acto organizado en conmemoración del 350º aniversario de la fundación de la archicofradía de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Prisión. Pudimos disfrutar de un recorrido por la historia de la música en nuestra Semana Santa y hacerlo de la mano de esta cofradía que mantiene tantas señas de identidad cofrade de Cabra. El texto que reproducimos fue el que pudimos escuchar en este acto, junto a las intervenciones musicales del Coro de Cámara de la Fundación Aguilar y Eslava (dirigido por M. José Villatoro Campaña), de José Mª y David Barranco (saeteros), de Rafael Sabariego Padillo (piano), del Quinteto de plectro del Centro Filarmónico Egabrense, y de los añafiles (Francisco Javier Romero Sánchez y cuadrilla de añafileros).

Beethoven decía que la música es una revelación más alta que la propia filosofía. Hoffman sostenía que la música empieza donde acaba el lenguaje.
Dos frases que nos ayudan a definir la música, quizás, como el medio más adecuado para alcanzar la más alta espiritualidad y para decir aquello a lo que no llegan nuestros labios. La música está para eso, para asistirnos en esos intentos que desde tiempos inmemoriales acompañan al ser humano, queriendo hacer tangible lo intangible. Cuando faltan palabras para describir la Semana Santa y ojos para abarcar la inmensidad de su belleza, aparece el sonido con su crujir de siglos, con su cuerpo de madera y metal para provocarnos la emoción en un redoble de tambor, en una melodía pausada, en un canto litúrgico o en el grito desesperado de una saeta.

La Archicofradía de Jesús Preso es una de las grandes depositarias del legado musical egabrense. En estos 350 años desde su creación, distintas partituras, sonidos y melodías han ido formando la memoria sonora colectiva hasta formar parte de nuestra identidad más auténtica y personal. Una música, aquella dedicada y relacionada de alguna u otra forma con Jesús Preso, directa o indirectamente, que nos llega en estos tiempos como ese pasado cabalgando sobre unos sonidos que remueven los cimientos y nos anclan a las raíces de nuestro pueblo.

Por eso hemos querido preparar en este acto, una serie de apuntes y páginas musicales que concentran buena parte del ser y estar de esta cofradía, a través de distintos elementos que nos evocarán la riqueza patrimonial e histórica de nuestra hermandad en esta efeméride tan importante que celebramos. Tendremos el sonido extraordinariamente personal e inimitable del añafil, la música coral del coro de Cámara de la Fundación Aguilar y Eslava, el piano de Rafael Sabariego, el plectro de un quinteto del Centro Filarmónico Egabrense y las saetas de José María Barranco (pregonero de la Semana Santa 2014) y su hijo, David.

¿A qué suena la Semana Santa de Cabra? Irremediablemente, nos llega el recuerdo y el eco de ese rugido provocado por un instrumento de sección alargada, de metal, rudimentario y austero, vestigio de aquellas trompetas dolorosas que acompañaban a nuestros cortejos. Es sin duda el añafil, una de las señas de identidad de nuestra cofradía, el anuncio sonoro de que el paso se levanta. Algo sencillo y seco, pero esencial e imprescindible para entender la idiosincrasia de la hermandad que en un acto de clara responsabilidad ha conservado pese al gran paso del tiempo. Nadie concibe la estación de penitencia de Jesús Preso sin el penetrante viento del añafil, antecediendo el paso escoltando el estandarte del Senatus. Un sonido éste, que hoy nos viene gracias a la incansable labor del cofrade Francisco Javier Romero Sánchez.

"Cofradías Egabrenses"
Como si del inicio de una estación de penitencia se tratara, hay una música que nos sumerge en la esencia pura de nuestra Semana Santa, en la médula espinal de nuestras tradiciones. Una música que llegó a interpretarse durante un tiempo en esta hermandad, cuando se realizaban los típicos pasacalles en la tarde del Jueves Santo con la intervención de la Banda de Música de Cabra. Hablamos, lógicamente, de los pasacalles "La Cruz Parroquial" y "Cofradías Egabrenses", himnos de la Semana Santa egabrense, melodías que actualmente están, por desgracia, ausentes en nuestras calles, melodías que si sonaran de nuevo sobre el aire de la primavera, sería una cuestión sorprendentemente anecdótica. ¿Quién no ha sentido alguna vez la emoción al escuchar los primeros compases de un pasacalles egabrense que anuncia la inminente salida procesional de nuestras hermandades? "Cofradías Egabrenses" del Maestro Francisco Moral León.

Coplas a Jesús de la Humildad y Prisión
El patrimonio musical de nuestra hermandad contiene varias piezas de enorme valor histórico que se han interpretado desde el siglo XIX en el Solemne Quinario en honor de nuestro Sagrado Titular. De esta celebración que ha perdurado en el tiempo, emanan distintas partituras que ocupan un lugar esencial y clave en la música sacra y de culto de las cofradías egabrenses.

Probablemente la obra más conocida son las Coplas a Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Prisión, compuestas por el maestro Francisco Moral León en marzo de 1908 y estrenadas el 24 de ese mismo mes en el Solemne Quinario. En este punto es de vital importancia el nombre de José María Blanco, maestro de capilla de la Asunción y Ángeles, quien escribió la música en 1870 de unas coplas que se estuvieron cantando durante varias décadas. Así, hasta 1908, cuando el Maestro Moral, sobre la misma letra de la anterior obra de José Mª Blanco, escribe una nueva música para esta importante función religiosa, dedicando la partitura a D. Antonio Pérez Mora, arcipreste de la ciudad en aquellos años.

Nacen así, las conocidas Coplas a Jesús de la Humildad que han llegado a nuestros días, consistentes en plegarias y estribillo, que fueron interpretadas por el Coro de Cámara de la Fundación Aguilar y Eslava dirigido por Mª José Villatoro.

Marcha "Virgen de Piedra"
Nuestra cofradía durante un buen tiempo llegó a ir acompañada por banda de música. Así lo atestiguan distintas referencias en prensa.
"El Popular" del 1 de abril de 1942, dice en su crónica: "Detrás de los Remedios (Jueves Santo) la Banda de Ave María y la Municipal detrás del Preso". La participación de la banda municipal se registra en la prensa en años posteriores. En "La Opinión" de 1969 se nombra a la banda de cornetas del Imperio Romano precediendo al Preso y acompañando al Señor la banda municipal. Así en los años setenta y años ochenta, donde ya se pierde la pista.
Por eso hoy hemos querido rememorar de alguna forma aquella época, interpretando algunas marchas que formaron parte del repertorio musical de nuestra estación de penitencia. No podía ausentarse del mismo una de las marchas emblemáticas, "Virgen de Piedra", la primera marcha procesional del maestro Rodríguez escrita en 1963, cuya melodía del principio es bastante reconocida y que en dicho acto fue interpretada en los instrumentos de plectro del quinteto del Centro Filarmónico Egabrense, con arreglos y adaptación del egabrense Antonio Moral Jurado.

Marcha "Virgen del Valle"
Junto con las marchas egabrenses, la banda de música acometía composiciones clásicas y archiconocidas como "Amarguras", "Ntro. Padre Jesús" o "Virgen del Valle", marcha fúnebre compuesta por Vicente Gómez Zarzuela en 1897 y que es sin duda una de las páginas musicales más brillantes de la Semana Santa. Una música pausada, melancólica y triste, que, con los arreglos para plectro del maestro Sebastián Valero, sonó en tan singular interpretación.

Motete a Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Prisión
El Solemne Quinario se componía de distintas piezas musicales, como la Oración a Nuestro Padre Jesús, con música del Maestro Moral y letra del gran poeta egabrense Pedro Iglesias, el Padre Nuestro, Ave María, El Clementísimo, Piedad Señor y lógicamente las anteriormente nombradas Coplas a Jesús de la Humildad.

Otra obra interpretada con frecuencia era el Motete a Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Prisión, compuesto por José Mª Blanco en 1871 y que fue recuperado por las hermanas Villatoro recientemente, registrándose en un trabajo discográfico que integraba algunas de las obras fundamentales de la música de cultos de las cofradías egabrenses que fue interpretada por el Coro de Cámara de la Fundación Aguilar y Eslava.

Saetas del prendimiento (Texto Antonio Ramón Jiménez Montes)
En esta conmemoración de la Archicofradía del Preso, la tradicional Saeta del Prendimiento cobra relevancia y lo hacemos en las personas que mantienen esta tradición tan singular. José María y David Barranco, hijo y nieto de Pepe Barranco.

Saeta del Prendimiento, que es llana, simple; pero rica en delicadeza, sentimiento y en emoción, porque mana de las fuentes del sentimiento popular que no se ciega nunca. Juan Soca recogió las composiciones literarias de nueve saetas del Prendimiento "porque se cantan al realizarse la ceremonia así llamada, consistente en que los soldados romanos detienen y rodean la imagen de Jesús. Entonces se alzan las voces de los amigos y enemigos de Cristo, entonando estas saetas. Es esta costumbre ? no sabemos si exclusiva de Cabra (decía Soca) ? una de las más bellas de cuantas han llegado a nuestro conocimiento, entre las populares de la Semana Santa". Tuvimos la suerte de que el maestro Francisco Moral, recogiera una partitura con la transcripción del tono de aquella saeta de Cabra.

Saeta explicativa pero también afectiva, cultivada por saeteros del ayer. Y entre ellos descuella el estilo propio de Pepe Barranco, heredado por José María y por David.

José Barranco Gutiérrez mantuvo viva esta saeta. Un estilo que legó y enseñó a su hijo José María, quien a su vez lo ha transmitido y comparte con su hijo David, siendo ellos los únicos que las cantan, continuando esta tradición oral de tan peculiar estilo de saeta.

En el Prendimiento, vemos a Jesús maniatado que baja de la Audiencia, y sale a las calles aclamado como Señor de Multitudes. Estruendo y sonidos melancólicos de trompetas, abejorros o añafiles, judíos y devoción, esencia misma de la tradición cofrade de Cabra.

Marcha "Martirio"
Y recordando los años en los que la banda de música de Cabra nos acompañaba, no podíamos olvidar la marcha santo y seña de nuestra Semana Santa: "Martirio", honda y profunda composición que el maestro Rodríguez dedicó a su hermano, fallecido en trágicas circunstancias y que se estrenó en 1969. Unos compases de gran fuerza y dramatismo, que protagonizaron durante un tiempo el acompañamiento tras la imagen de Jesús Preso. Con su título y carácter también nos evoca el sufrimiento y el martirio que padeció nuestro Señor Jesucristo.

Marcha "Réquiem"
Otro signo de identidad en nuestra hermandad es la corneta. Los mismos añafiles son antecedentes evolutivos de este instrumento tan en boga actualmente en nuestra Semana Santa: la corneta. En nuestra hermandad las formaciones de cornetas y tambores han estado muy presentes de alguna u otra forma. Antaño, la misma cofradía tenía una sección de cornetas y tambores formadas por centuria de romanos, tal y como nos recuerdan las crónicas en prensa.
Así, el periódico local "El Popular" en su número 2194 del 5 de abril de 1961 decía: "El Divino Prisionero iba precedido por su vistosa Centuria Romana, con sus bandas de tambores y clarines y escoltado por su cuadrilla de capuchones".

Una banda, que participaba también abriendo musicalmente en otros cortejos como el de la Humildad y Paciencia, Nazareno y Soledad, según cuentan las crónicas de la época.

Bandas egabrenses como la del Maestro Canela, o Alvarito, fueron igualmente formaciones musicales cuyo recuerdo tenemos muy vivo, por lo que aportaron y por constituir el preludio a esa modernización de las bandas de cornetas y tambores y las agrupaciones musical tan vigente a día de hoy.

No podemos entender el paso de Jesús Preso, llevado por los tradicionales judíos, sin el desgarro agudo y contundente de la corneta y el ritmo lento, espartano y sobrio de las marchas interpretadas. Bandas como la del Alcalde Zoilo Ruiz Mateos de Rota y el Silencio de Cádiz, la Fuensanta y Coronación de Espinas de Córdoba, el Nazareno de Priego de Córdoba, el Nazareno de Cáceres o Lágrimas de Campillos, que nos acompañarán este año por primera vez, han puesto la música de cornetas durante más de veinte años, con marchas que son ya para la hermandad signos musicales de su estación de penitencia, referencias melódicas del andar regio de Jesús Preso durante la tarde noche del Jueves Santo.

Dentro de este estilo, es quizás la marcha "Réquiem", una de las más emblemáticas en nuestra estación de penitencia. Una música clásica y acompasada, seria y sencilla, sin la que sería difícil recordar todo este tiempo de acompañamiento musical de cornetas.

"Réquiem" fue compuesta en 1986 por Bienvenido Puelles Oliver, director entonces de la archiconocida banda de cornetas y tambores de las Cigarreras de Sevilla, que nos acompañará, D.M., en la salida extraordinaria con motivo del 350 aniversario. Supuso un hito en este tipo de música y alcanzó pronto enorme popularidad, estando presente en todos los repertorios. En esta ocasión, pudo escucharse a través del piano de Rafael Sabariego, y se pudo apreciar la hermosa y triste melodía que caracteriza a esta histórica composición.

Así fue este recorrido por la música de la cofradía de Jesús Preso, con la que nos pudimos sumergir en parte de su extensa historia, desde la música de sus cultos, pasando por las saetas y las marchas procesionales y terminando con el inconfundible, arcaico y genuino sonido del añafil, que volvió a escucharse para finalizar este acto.

más artículos

Papa Francisco: Será una Semana Santa inusual, pero en el silencio de nuestras ciudades, resonará el Evangelio de Pascua.

06.04.20 - SEMANA SANTA | Redacción / Vaticans News

El manto azul marino de la Virgen de la Sierra

07.09.19 - MANTOS DE LA VIRGEN DE LA SIERRA | Redacción / @anrajimo

Córdoba: Por tu cruz redimiste al mundo

07.09.19 - MAGNA CÓRDOBA 2019 | Redacción / AGC / DC

Antonio Jesús Fernández Espinar, pregonero del Rocío de Gloria 2019

04.05.19 - ROCÍO | Redacción

Nueva Guía de Caminos de Pasión

12.03.19 | Redacción

Jesús Poyato a las cofradías: "sois un bien de la Iglesia, vuestra labor es muy importante"

28.01.19 - 75º aniversario Agrupación de Cofradías de Cabra | Redacción / @anrajimo

Mateo Olaya y su cartel para la Semana Santa 2019

21.01.19 | Redacción / @anrajimo

El Señor viene, tiempo de adviento

02.12.18 - ADVIENTO | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

Discurso del papa en la audiencia del I Congreso Internacional de Santuarios

01.12.18 | Vaticano

Salvador Guzmán Moral, restaurador de la imagen de Ntro. P. Jesús Nazareno de Baena

16.11.18 | Redacción

Secciones

Webs amigas

laopiniondecabra.com | actualidad local
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream