Toda la actualidad local de Cabra y comarca continuamente actualizada. Interesantísmos artículos de opinión y colaboraciones. Mantente siempre informado con: www.laopiniondecabra.com

Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

faltan 229 días para el
Domingo de Ramos 2023

Revista de actualidad cofrade editada por La Opinión de Cabra   |   DIARIO FUNDADO EN 1912   |   I.S.S.N.: 1695-6834

laopinioncofrade.com

martes, 16 de agosto de 2022 - 09:56 h

La custodia del Corpus de Cabra, una de las grandes piezas del siglo XVII cordobés

Madrid: VIII Pregón de las Glorias de María

Presentación del Cartel "Noche de Ramos 2014"

24.03.14 - Escrito por: Salvador Guzmán Moral

Sales a la tarde,
un rostro condensa vida
la tarde eres tú.

La noche y el día,
de María Inmaculada
el Hijo de Dios.

Jesús Humilde,
Señor del Lavatorio
Noche de Ramos.


Haikus de Semana Santa, quizás les suene raro, acostumbrados a la rima consonante y sonora de la practicada poesía cofrade.

Aunque el haiku es una forma poética perteneciente a la tradición japonesa, en España, sin embargo, ha interesado a muchos poetas, poetas populares... como Federico García Lorca, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Luis Cernuda, Felipe Benítez Reyes y muchos poetas más. Es una forma poética poco relacionada aún a la Semana Santa, y eso que en un mundo globalizado, interconectado y multicultural como el que nos toca vivir, y al que no puede ser ajeno la Semana Santa, estas formas de expresión deberían ser más habituales.

Y es que esta forma de poesía limpia y minimalista, que busca la naturalidad, la sutileza, la sencillez... la esencia de las cosas, está, en mi opinión, muy próxima a lo que se pretende, por ejemplo con un cartel, un cartel de Semana Santa... como el que hoy presentamos...

La imagen de Cristo con una toalla en la mano, rodeado de sus discípulos en la escena del Lavatorio. Pedro sentado de espaldas apenas se ve; mientras Juan se desata una de las sandalias, y Santiago, detrás, contempla la escena. Una imagen que se abre con guardabrisas argénteos de cera color tiniebla, que custodian el paso y a la preciosa reliquia del Santo Cenáculo; al fondo una gran columna gótizante de capitel de orden compuesto, soporta el arranque de una bóveda de arista...

Una imagen, un instante, una fotografía, que nos regala la cámara de Vicente Rodríguez para que un año más, las cofradías de la Misericordia, del Lavatorio y del Huerto, en este proyecto conjunto de colaboración y asociación cofradiera, nos llamen la atención, nos anuncien... lo que dentro de unos día será, la Noche semanasantera del Domingo de Ramos de 2014, este año que nos ocupa.

Es difícil verbalizar el significado de la Noche de Ramos, de la Semana Santa de Cabra. Como bien dice Carlos Colón, la Semana Santa no es ni una verdad revelada, ni una idea abstracta que se pueda transmitir, no es una actitud de coherencia con la fe, ni un ideario que se pueda enseñar, ni tan siquiera una suma de cosas que se puedan conservar con independencia de ser usadas para vivir.

La Semana Santa es cultura e historia, una fiesta estética y una manifestación de lo sagrado.

Cultura e historia, en la medida que es articulación en el tiempo de formas de representación; una fiesta estética, en la medida que esas formas (escultóricas, rituales, sociales y ceremoniales) agotan sus posibilidades de perfección; y manifestación de lo sagrado, en la medida que representa de la forma más conmovedora y tangible posible, la presencia de un Dios que se hace hombre en nuestras calles.

Y es que la Semana Santa, manifestación de lo sagrado, que se da a través de símbolos fraguados por una cultura determinada en un tiempo determinado, sigue sirviendo para afrontar, sobrellevar, aceptar la vida... y también, por qué no, la muerte.

Porque hay en la Semana Santa, un algo envolvente, como dice el periodista y filósofo cofrade sevillano, un algo que preexiste a todas las religiones que en realidad es su origen, y ese algo es: la expresión del hambre de Dios.

La limpia, emocionante, antirretórica y directa expresión de su necesidad... y que se muestra sin conflicto a través de los símbolos cristianos y que se suplementa en su grandeza, en las manos del pueblo que los hace propios, que los hace suyos.

Ya que el pueblo, y sólo el pueblo le ha dado, le da a la Semana Santa el más emocionante rasgo de verdad. Es la religiosidad popular.

Una fe sencilla, que no simple.

Y hay quien piensa que este hermoso y valioso legado compartido y gestado en cinco siglos, está en riesgo, no en crisis (en crisis, en evolución, cambiando, ha estado y estará siempre....)

Hay quien piensa que a pesar de su supuesta y aparente pujanza, como tantas cosas en nuestra cultura occidental, este valor común está seriamente amenazado, que se puede romper y que si al final la Semana Santa se rompiera en pedazos, podríamos llegar a ser fantasmas que vayan detrás de procesiones porque hayamos olvidado el poder de la norma y el imperio de la belleza, y que lloraremos tanto sinsentido y tanta verdad perdida.

Por eso las cofradías, nuestras cofradías con todas sus debilidades de fe, con todas sus inconsecuencias de vida, con todos sus errores históricos, han sabido (al contrario que otros sectores de la Iglesia) usar con plenitud evangelizadora un legado cultural atesorado por siglos de historia, por muchas generaciones de cofrades.

Y mientras vemos como templos y catedrales languidecen en sus funciones cultuales llegándose a convertir en museos mercantilistas o meros reclamos turísticos; nuestras hermandades y cofradías, por el contrario, siguen trabajando por el mantenimiento del culto a Dios y a su Madre, y haciéndolo con toda la dignidad y los honores que le corresponde.
El legado de la tradición, la fe de nuestros mayores.

Por eso, este año la Hermandad del Lavatorio de nuestro Señor Jesucristo a sus Discípulos celebra 275 años desde que en 1739, se firmara la escritura de fundación de la Hermandad, pasando a realizar estación de penitencia el Miércoles Santo junto a la Cofradía de la Aurora.

Fue concretamente un 30 de marzo, y por eso el próximo domingo sonarán clarines de conmemoración.

Cultura e historia.

Y un año más los hermanos de la franciscana cofradía del Lavatorio saldrán a la calle para hacer testimonio de fe, catequesis callejera y con ella, seremos muchos, la mayoría de los que estamos aquí, los que cumpliremos a igual que ellos el ritual de todos los Domingos de Ramos, porque ser cofrade se es todo el año, pero el gozo de ser hermano penitente de nuestra Semana Santa, sólo el día en que nos vestimos la túnica y salimos en procesión.

Noche de Ramos.

Dentro de unos días cuando lleguemos a casa, muchos encontraremos la túnica de nuestra hermandad ya preparada. El antifaz cubriendo el capirote de cartón, junto a la túnica colgada de una percha cayendo a plano para evitar arrugas, y junto a ella el cíngulo o el fajín, y unas alpargatas, sandalias o unos lustrosos zapatos pareados, como en una petición renovada a los Reyes Magos...

Y volveremos una vez más a sentir esa intemporalidad cuasi mágica de otro Domingo de Ramos, y volveremos a acordarnos de los que faltan, de los que ya no están con nosotros. Y caeremos en la cuenta de lo que han crecido nuestros hijos, o de lo mayores que están nuestros padres. Y nos reencontraremos, otra vez, con personas a las que no vemos nada más que en este día, y a otras que aunque las vemos más a menudo, las sentimos más cercanas en esos momentos.

Y volveremos a cumplir con el rito de la procesión, de la estación de penitencia, que nos llevará a recorrer las calles de nuestro pueblo convertido una vez más, una noche más, en la Jerusalén eterna.

Y volverá la música, y el incienso y el andar costalero de nuestras imágenes, y la suave brisa de la tarde que refrescará con la presencia de las estrellas.

Y así, unos de capuchón, como decimos en Cabra, otros de acólitos o de costaleros bajo los pasos, nos haremos a la calle desde la Parroquia de la Asunción y desde la Iglesia de los Remedios.

Y volverá una vez más el discurrir pausado de la cofradía, y todas las preocupaciones de siempre: que suene bien la música, que las velas no se apaguen, que no se corte la procesión, que se cumplan los horarios. Preocupaciones generales, propias de los que están cercanos o son de las juntas de gobiernos, y otras más propias y mundanas de cada cual: que no me apriete el cartón del capuchón, que no se me desaten los cordones del zapato, el miedo a perder los guantes, o mancharse de cera (que tan mala es de quitar luego...) y tener a mano, en el bolsillo ese imperdible certero por si se te suelta la capa.

Y en la particular casa de hermandad familiar de cada uno de nosotros, se volverán a oír los comentarios de siempre...


Anda niño, ponte bien, que nos vamos...
¡Quieres tirar pa´lante!
¿Lo llevamos todo?
Otro año que llegamos tarde...
¡Toma, llévate un pestiño y te lo comes de camino a la parroquia!


Es el rito de todas las tardes de Domingo de Ramos. La vida y el discurrir del tiempo.

La vida y el discurrir del tiempo, que para el cofrade se mide en semanas santas y se nota en cómo cada vez sales más cerca del paso, o en mi caso en repetir en la misma carta de petición de enseres de mi cofradía que se me conceda un año más y van con este, veinte... muchos, el honor de ir en la manigueta de mi paso de Cristo.

Y es que el tiempo pasa sin darnos cuenta, y en un abrir y cerrar de ojos nos vemos que hemos pasado de estar detrás de la Cruz de Guía, a ir delante del Senatus, y al poco, a estar en el último tramo. Tramos de cofradía que como dice el maestro Antonio Burgos son infancia, juventud y madurez. Ni más ni menos que como la propia vida.

Por eso tiene tanta importancia participar en nuestras procesiones, por eso es tan importante el hecho de vestir la túnica de nuestra cofradía, porque en ella y con ella representamos y expresamos nuestras creencias, vivimos la vida al modo cofrade y al tiempo reverenciamos a las generaciones de hermanos que nos precedieron y también la vistieron.

Para finalizar, quiero recordar, como en su día dije, que:

Dentro de unos días, cuando la luna de abril esté en plenitud, el aire sea distinto y el cielo se cubra de un inmenso palio inmaculista, toda Cabra se hará cofrade.

El próximo Domingo de Ramos al levantarse el Sol por Oriente, a las espaldas de la Sierra, despertará nuestra Semana Santa.

Cuando llegue ese día muchas cosas habrán quedado atrás... desde la primera convocatoria de cultos, hasta la postrer fumarada de incienso del último septenario. Desde el previsor que se probó la túnica en el mes de noviembre y la colgó en una percha para que se oreara, hasta el último, el último de siempre, que el último día correrá a recoger la suya y tendrá que encargarle a Manolo Fernández que le haga con desesperada urgencia un capirote de cartón que a lo más tarde, esa misma noche habrá de servirle.

Dentro de unos días todo se hará pasado y todo se hará presente. Hasta no valdrá la pena preocuparse por el tiempo, pues tanto si luce el Sol, como si se rompen los cantaros del cielo, lo que sea será, y por tanto irremediable...

Dentro de unos días descansarán los cinceles de los orfebres, se acallará el golpeteo de las gubias de los tallistas y escultores, dejaran de hilvanarse las agujas bordadoras, hasta las piedras de ágata dejaran de sacarle brillo con su suave caricia al pan de oro extendido sobre la madera tallada.

Será la hora de las cofradías...


Noche de Ramos,
Misericordia, Lavatorio y Huerto,
Pasión cofrade.

más artículos

Mujeres de Iglesia piden voz y voto

05.03.22 | Mujeres y Teología de Cabra

Carta semanal del Obispo

27.02.22 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

XXXVI Jornada Mundial de la Juventud 2021

20.11.21 - JUVENTUD | IGLESIA | Redacción

|

La Aurora procesionará bajo palio el próximo 13 de noviembre de 2021

02.10.21 - REAL HDAD. DEL HUERTO | Redacción / Antonio Ramón Jiménez Montes

Maestro Canela: historia de la Semana Santa

19.09.21 | Mateo Olaya Marín

Seguir a Jesucristo, cargando con la cruz

14.09.21 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

Doblan campanas por la muerte de un Cofrade

27.08.21 | Eduardo Luna Arroyo | Director de Radio La Manigueta

27.08.21 |

D.E.P. Francisco Pareja Raya

26.08.21 - OBITUARIO | Redacción / Antonio Ramón Jiménez Montes

Secciones

Webs amigas

laopiniondecabra.com | actualidad local
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream