Toda la actualidad local de Cabra y comarca continuamente actualizada. Interesantísmos artículos de opinión y colaboraciones. Mantente siempre informado con: www.laopiniondecabra.com

Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

faltan 118 días para el
Domingo de Ramos 2019

Revista de actualidad cofrade editada por La Opinión de Cabra   |   DIARIO FUNDADO EN 1912   |   I.S.S.N.: 1695-6834

laopinioncofrade.com

lunes, 17 de diciembre de 2018 - 07:21 h

Ismael Ruiz Pérez hará la XVII exaltación de la Juventud a la Divina Pastora de Sevilla

El Señor viene, tiempo de adviento

Salvador Guzmán Moral, restaurador de la imagen de Ntro. P. Jesús Nazareno de Baena

16.11.18 - Escrito por: Redacción

El pasado sábado, 10 de noviembre, en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Baena, con la presencia del alcalde la ciudad, Jesús Rojano Aguilera, y una amplia representación de cofrades baenenses, el especialista Salvador Guzmán Moral impartió una conferencia sobre los trabajos de conservación y restauración realizados recientemente en la emblemática imagen de Ntro. P. Jesús Nazareno de Baena.

Tras la presentación del acto a cargo del hermano mayor de la cofradía, José Ortiz Esquinas, y ante un numeroso público que llenaba la sala, el restaurador daría inicio a su disertación explicando los aspectos normativos de esta actividad científica en función de la artística. A continuación, haría una aproximación histórico-artística de la obra, y analizaría su autoría por parte del escultor Miguel de Perea, tal como constaba en el manuscrito original (hoy desaparecido) que se encontró en su interior en 1991.

Del análisis de este documento se desprende, según Salvador Guzmán Moral, que si nos atenemos a una reconstrucción más detallada del mismo, respetando su originalidad, estructura gráfica, morfosintáctica y léxica, el resultado sería diferente del realizado en su momento, dando como resultado que la fecha de su realización sería la del año 1730. Fecha que sería la más probable para situar a Miguel de Perea en Castro del Río, después de la vuelta definitiva a Sevilla de Pedro Duque Cornejo, cuyo afamado taller se haría con la mayoría de los encargos del momento, tal como comenta el historiador Manuel García Luque.

Seguidamente, Guzmán analizaría la historia material de la obra, con especial referencia a las intervenciones realizadas en 1991, 2005 y 2010. En todas ellas se habría procurado, reparar daños, recuperar la policromía original de la imagen, al tiempo que solucionar su precaria estabilidad estructural. Sin embargo, a pesar de las intervenciones comentadas, en ninguna de ellas se pudieron completar estos propósitos, y mucho menos, solucionar el problema de la mirada de Jesús Nazareno, que según el sentir popular se había perdido desde la primera restauración de los años noventa.

El restaurador explicaría entonces todos los pormenores acerca de los estudios científicos realizados en la escultura: fotografía documental, con luz rasante, macrofotografía, con luz ultravioleta, estudio radiográfico y de Tomografía Axial Computerizada (TAC), naturaleza del soporte y policromía, etc... llegando a la explicación oportuna de los tratamientos de conservación y restauración que se han seguido, los criterios de restauración que los han dirigido y la metodología empleada.

La obra presentaba daños ocasionados por el paso del tiempo y derivados de su funcionalidad religiosa. Debido a cambios ambientales y a la naturaleza lígnea de la obra, presentaba desprendimientos localizados y algunas grietas en la superficie policroma. A pesar de estar ensamblada a una peana reciente, con apariencia de fragilidad, presentaba una relativa firmeza. Los brazos articulados, tendrían problemas de seguridad, y en el aspecto estético y cromático, destacaba un excesivo brillo, especialmente en el rostro del Nazareno, producido por un barniz inapropiado. Suciedad general, barnices y repintes ocultaban el valor cromático de la encarnadura de manos y pies, que eran también responsables en el rostro, de la conocida "pérdida de la mirada de Jesús".

Todos los tratamientos efectuados a la imagen han sido consensuados con los responsables de la cofradía. Así la limpieza de la encarnadura se ha realizado con el consiguiente cuidado de respetar la pátina natural adquirida por la obra con el paso del tiempo y valorando que cromáticamente no supusiera una alteración desproporcionada de su aspecto tradicional conocido.

La estabilidad estructural de la imagen a la peana se ha visto reforzada con la realización de un embarrotado sobre el taco del pie izquierdo; que, a su vez, se ha visto también fortalecida con la adición de una estructura metálica que permite instalar de forma manual un nuevo sistema de traslado y manipulación de la imagen.

Se ha recuperado la antigua policromía de los antebrazos y se han renovado los herrajes de las articulaciones, que se han mejorado con la colocación de muelles de comprensión y tuercas de ajuste manuales.

De forma preocupante se observaba en el rostro un marcado cuarteado de tipo peligroso, que se ha fijado convenientemente, esperando de esta forma asegurar su estabilidad y perdurabilidad en el tiempo. Y en cuanto a la reintegración cromática, se ha optado por una técnica apenas discernible por el espectador a una cierta distancia de la obra.

Por último, con el fin de que la imagen de Ntro. P. Jesús Nazareno de Baena, se conserve en el futuro en las mejores condiciones posibles, daba una serie de recomendaciones que pasan porque la obra debe mantenerse en unos niveles estables de humedad y temperatura; la realización de limpiezas superficiales con extremo cuidado, sin la utilización de productos; que no se coloquen focos de iluminación calorífica próximos a la imagen; y el deber de realizar periódicamente revisiones del estado de conservación de la obra.

La conferencia que fue ilustrada con numerosas diapositivas, terminaba con la proyección de imágenes de antes y después de la restauración, dejando a las claras las mejoras conseguidas en el aspecto cromático y estético de la obra con los tratamientos de conservación y restauración, y la adecuación a sus valores simbólicos y devocionales, con la recuperación de la profundidad de su mirada.

A su finalización, entre el aplauso unánime de los asistentes al acto, José Ortiz, hermano mayor de la cofradía nazarena de Baena haría entrega a Salvador Guzmán de un especial recuerdo, un cuadro en el que se reproducen emotivos textos alusivos al Nazareno y fotografías de algunos momentos de su trabajo.




más artículos

El Señor viene, tiempo de adviento

02.12.18 - ADVIENTO | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

Discurso del papa en la audiencia del I Congreso Internacional de Santuarios

01.12.18 | Vaticano

Junto a los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos

20.10.18 | Demetrio Fernández

Carmen Peña, consultora del Pontificio consejo para los laicos, la familia y la vida.

15.10.18 | Redacción / UPComillas

Año jubilar diocesano del Corazón de Jesús

20.09.18 | Redacción / Diócesis de Córdoba

Bicentenario de la beatificación del padre Posadas

20.09.18 | Redacción / Diócesis de Córdoba

50 años de la Humanae vitae

26.07.18 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

El Señor es mi pastor... venid a descansar

21.07.18 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

Día del Papa, en la fiesta de san Pedro

30.06.18 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

Dos nuevos sacerdotes para Córdoba

23.06.18 | Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

Secciones

Webs amigas

laopiniondecabra.com | actualidad local
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream